• Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
concepto-logos-2021.png
pesaj-02.png
pesaj-04.png
pesaj-03.png
ITEMS-23.png
Agenda Tfilot.jpg
_edited.jpg

SE ACERCA PESAJ: RAB. ADRIÁN FADA

piramides-giza-egipto-t.jpg
CELEBRAMOS PESAJ JUNTOS EN COMUNIDAD
¡JAG SAMEAJ!

¡Sumate al #JagHaPesajChallenge con el moré Dami!


Compartinos tu video en familia para disfrutar este gran jag en comunidad.

CANTAMOS JUNTO AL MORÉ DAMI

piramides-giza-egipto-t.jpg
COMPARTIMOS CON VOS LA HAGADÁ DE PESAJ
PARA HACER EL SEDER EN CASA 

#PesajEnComunidad: Masterclass de cocina

Compartí una mañana junto al cheff Danny Bramson aprendiendo recetas gourmet kasher lePesaj para disfrutar en el Seder

Encontrá todos los ingredientes y recetas para cocinar a la par de Danny en vivo ingresando en el siguiente link:

MASTERCLASS DE COCINA

piramides-giza-egipto-t.jpg
LA DIDÁCTICA MILENARIA QUE SE RESIGNIFICA:
#JUDAICATIPS PARA UN SEDER 2.0 PARA LOS MÁS CHIQUITOS

El Seder de Pesaj es el ritual que llevamos adelante en los hogares, y tiene claros objetivos:
- Contar y recordar la salida de Egipto, el abandono de la esclavitud para encaminarse hacia la libertad.
- Promover el diálogo y el encuentro generacional.
- Despertar en cada uno -y sobre todo en las generaciones más pequeñas- interés  por saber y aprender.
- Otorgar a cada miembro de la familia un rol protagónico durante la noche del Seder.

Aprendizaje colaborativo: una modalidad ancestral e innovadora

Nuestros sabios pensaron en recursos didácticos para aplicar en la noche del Seder, con el claro fin de que los objetivos se cumplan. La Mitzvá que se nos prescribe en Pesaj es: “Vehigadeta Lebinjá, y le contarás a tu hijo…”, proponiendo una responsabilidad que deben asumir los adultos, para garantizar la continuidad de la tradición.
Este lema invita al encuentro generacional: abuelos, hijos, nietos  que se  verán preguntando, dialogando. #JudaicaTip: El factor no altera el producto: de ser necesario, serán los nietos los que relaten y enseñen a los más grandes… Lo importante es que la tradición se mantenga viva y vigente.

La imagen es todo

La mesa es adornada con símbolos típicos del jag: la Hagadá, la Keará y sus elementos, las Matzot, la copa de Eliahu, las 4 copas…. Todos ellos irán apareciendo a medida que avance el relato.
El estímulo visual es fundamental para estimular la curiosidad que llevará a la pregunta, concepto central de esta festividad. Tocar, oler, comer, para que los elementos esa noche sean más que un mero elemento, cobrando un sentido y significado particular que se descubrirá en la explicación adecuada. El que no sabe preguntará… y encontrará la respuesta esa noche.

La Educación inclusiva

durante el Seder

El Seder ofrece la misma posibilidad para todos. Hay preguntas, respuestas y explicaciones para cada uno de los que lo comparten. Quienes poseen mayor conocimiento profundizarán en los contenidos y reflexiones, mientras quienes no lo tienen o se encuentran en una etapa evolutiva que aún no acceden a conceptos abstractos, recibirán conocimientos básicos que igualmente facilitarán el contenido del relato. Los que sólo se sentarán con cierto escepticismo, son invitados permanentemente a sentirse parte con algunas de las explicaciones expresadas.

Misión posible: ¡a no dormirse!

Imposible aburrirse o dormirse temprano en la noche del Seder.
Los más pequeños serán tentados a quedarse despiertos para tener participaciones especiales en el Seder cantando, preguntando y jugando. No hay momento más hermoso que escuchar el Ma Nishtaná de las voces de los más pequeños.
Los juegos de la memoria, en el Jag Gadiá y otros textos que obligan a acelerar el canto y la rapidez mental para hacerlo más divertido y dinámico.
Nadie se irá a dormir porque, al finalizar la noche llega el momento más esperado: ¡la búsqueda del Afikomán! quien lo encuentra recibe premio, estímulo que convoca y divierte al grupo de los más chiquitos y chiquitas. 

Mantener viva la tradición

Todos deberíamos tomar el modelo del Seder de Pesaj como una masteclass: este jag nos encuentra a todos en la diversidad, sentados alrededor de una mesa, enseñando a otros, aprendiendo de otros, vivenciando con otros, resignificando tradiciones y costumbres, ejercitando juntos la memoria y por supuesto dispuestos a deleitar los manjares que nos esperan. No hay mejor afikomán que compartir este gran momento con familia y amigos. ¡El premio finalmente es para todos!

piramides-giza-egipto-t.jpg
PESAJ: EL VALOR DE LA LIBERTAD

Seguramente, muchos guardamos desde pequeños en nuestra memoria la imagen de los Hijos de Israel saliendo de Egipto, Mitzraim, atravesando el Mar Rojo abierto en dos grandes columnas de agua. Miles de niños, niñas, hombres, mujeres y ancianos atravesando en seco, el camino que los llevaría en busca de la libertad.

Nuestra tradición nos invita, año tras año, a volver a festejar este jag para poder sentirnos como si nosotros mismos hubiéramos salido de Mitzraim, tal como está escrito en la Hagadá de Pesaj.

"בכל דור בדור חיה אדם לראות את עצמו כהילו הוא יצה ממצרים"


Si entramos en profundidad, hay otro mensaje que podemos aprender sobre este jag. La libertad es también la posibilidad de elección, decidir qué hacer cada día, qué tipo de seres humanos queremos ser.

Como lo expresó maravillosamente Víctor Frankl -neurólogo, psiquiatra y filósofo austríaco-, sobreviviente de la Shoá, en su libro “El hombre en busca de sentido”: “Quienes vivimos en los campos de concentración recordamos a los hombres que iban de una barranca a otra consolando a los demás, dando su último pedazo de pan. Tal vez no hayan sido muchos, pero dan prueba suficiente de que a un hombre se le puede quitar todo excepto una cosa: la última de sus libertades, la de elegir su actitud frente a cualquier circunstancia dada, la de elegir su camino”.

Que esta noche de Pesaj nos ayude a entender que, en última instancia, somos nosotros mismos nuestros propios determinantes y lo que logremos hacer, será lo que realicemos por nosotros mismos.

¡Esa será nuestra libertad!

Texto: Analía Lichtenstein

gettyimages-646299266.jpg
piramides-giza-egipto-t.jpg
ESENCIALES PARA LA MESA DE PESAJ

El Seder de Pesaj nos propone reunirnos con familiares y amigos alrededor de la mesa de Pesaj. Sobre ella, disponemos muchos elementos que a través de sus sabores, aromas y colores, automáticamente nos transportan al relato de los Hijos de Israel en tierras egipcias. La narración del éxodo se ve reflejada en el plato central, la kehará, en las matzot, el vino y las hierbas amargas. No solamente estamos festejando con todos estos símbolos. Somos un pueblo entero unidos en la misma mesa, en diferentes lugares pero al mismo tiempo. Estamos acá para festejar, pero, también estamos acá para rememorar los tiempos pasados y extraer de ellos su mensaje para nuestros días. 

Colocamos en el centro de la mesa la Kehará -un gran plato-, con 6 alimentos:

Maror: lechuga o rábano para recordar la amargura de los esclavos

 

Jaroset: una mezcla de manzana rallada, nueces picadas y vino del color de los ladrillos que debían cargar en época de esclavitud

 

Karpás: apio o perejil mojado en agua con sal para representar el renacimiento de la naturaleza en primavera (donde ocurre Pesaj) y se lo moja en agua salada como símbolo de nuestra tristeza, da las lágrimas que derramamos.

 

Jazeret: verduras o hierbas amargas (como el Maror) pero para ser utilizadas en el “Korej” (sándwich de matzá y verduras o hierbas amargas).

 

Zeroa: pata de pollo que nos recuerda el versículo en el que se relata que Dios nos liberó con brazo extendido y mano fuerte.

 

Beitzá: Huevo duro que rememora el sacrificio de Pesaj que se realizaba en la antigüedad.

 

Y la matzá, el pan que nunca llegó a leudar, en la prisa por escapar de Egipto. 

 

Todos estos alimentos poseen sabores, colores y significados diferentes, pero unidos en la keará, junto a la cena festiva, nos invitan a llenar la casa de aromas y recuerdos que perdurarán en nuestra memoria.

Texto: Analía Lichtenstein

piramides-giza-egipto-t.jpg
EL ORIGEN DEL SEDER

¿Cuándo fue el primer Seder de Pesaj? Podríamos pensar que fue al año siguiente de la salida de Egipto. Una vez que los Hijos de Israel salieron de mitzraim, recobran su libertad y pueden festejar el aniversario del fin de la esclavitud y el inicio de la Libertad. Pero no fue así.

D´s les ordenó que, una noche antes de la salida de Egipto, se reúnan en sus casas y festejen el Primer Seder de Pesaj. Entonces, ¿estaban celebrando su libertad aún siendo esclavos? Podríamos decir que si: que aún siendo esclavos bajo las órdenes del faraón, ellos estaban festejando su propia libertad. De esta manera, aprendemos un concepto básico para el crecimiento de una persona: para ser libres, primero tenemos que decidir ser libres. Para lograr nuestras metas, primero debemos poder visualizarnos en ese momento. Esas personas esclavas debían verse a ellas mismas como personas con la capacidad de elegir por ellas mismas. Así, sucede en todos los ámbitos de nuestra vida: primero tenemos que decidir quiénes queremos ser y a partir de ahí, pensar en las diversas acciones que debemos realizar para llegar a ese lugar y alcanzar las metas que nos proponemos.  

Texto: Analía Lichtenstein